Tengo ganas de tí




Carta de Hache a Gin


Querida Gin, Tonic. Es el momento de escribirte lo que nunca fui capaz de decirte, aunque sea tarde, escribir lo que ha sucedido en una carta que no te voy a mandar. Que no vas a recibir nunca. Que como tú me enseñaste, cuando acabe de escribirla la quemaré, los sentimientos se pondrán a arder, y ese dolor, cómo era, como decías tu. Ah ya, ese dolor no se te queda tan dentro. Esta vez solo quiero ser claro, sería un imbécil si no gritara que me he equivocado contigo, que la he cagado pero bien, desde el principio. Que he intentado avanzar sin apartar antes las cosas que lo impedían, agarrado al pasado, mirando para atrás, queriendo olvidar pero sin parar de recordar, que locura Gin, empeñado en quedarme ahí. En medio de un lado y del otro, sin perdonar, sin perdonarme, sin avanzar.
¿Dónde está el secreto del futuro Gin? Puede que esté en fijarse bien, en avanzar, mirar más cerca. Más. Tan cerca que lo borroso se vuelve nítido, se vuelve claro. Hay cosas que pasaron antes, mucho antes. No quiero esperar milagros, solo que las cosas pasen. ¿O no? ¿Si? ¿No? ¿Si? ¿No? Y ahora lo tendría claro. Pero ya no depende de mí... Sino de ti.
Te Quiero.








Ella ya no está


Cuando estás mal lo ves todo negro, piensas que no tienes futuro, nada que perder, cada instante es un peso enorme, insostenible, resoplas todo el tiempo, qerrías liberarte como sea, de cualquier forma. De la más simple, la más cobarde, sin dejar de nuevo para mañana este pensamiento: acéptalo << Ella no está>>, ya no está. Y entonces, simplemente, no querrías estar tú tampoco.



En el avión

-Menos mal, creí que no te iba a dar tiempo a contarme el final de la historia. ¿Qué pasó con Babi?
-Que... que me dejó. Al cabo de un tiempo conoció a otro y bueno, pues... empezó a salir con él.
-¿Y qué más?
-Pues... Nada más. Yo me fuí y no volví a saber de ella.
- No hay derecho... Exigo un final feliz.

Paolo a Hache

-Mirale, como un perrito abandonado, que creías, ¿Que no te iba a venir a buscar o que?
-Ya veo que tu humor sigue igual de patético


Hache y paolo

-Así que es verdad, la gente cambia cuando se lo propone, ¿Eh, hermanito?
-Llama a mamá cuando tengas un rato, ¿vale?
-Vaya... pues no, sigues siendo el mismo



Katina a Hache

-Perdona, ¿tu eres el que declaro su amor pintando tres metros sobre el cielo en un puente, verdad?


Hache a Gin

-Vaya, vaya, vaya, pero que tenemos aquí, una chupa gasofa preciosa, pensaba que eraís una leyenda de camioneros, pero ya veo que existís, como las sirenas.


Hache y Gin 

-Explicación, qué me lo expliques.
-Que sólo me quería poner un poco, pero que no se paraba el surtidor.
-¿Que te has puesto toda mi gasolina? ¿Cómo? ¿Pero quién eres tu?¿Pero que te he hecho yo para que me tires la moto niña? ¿Que te hecho yo? Dios...
-Perdoname, que le he dado sin querer, que no quería darle, perdoname tio, que no lo he hecho aposta, va ¿Me puedes dar mis llaves? Oye enserio tio, dame mis llaves. ¡Dame mis putas llaves!
-¿O que? ¿Que vas a llamar a la policía? Pues venga... lo estoy deseando. A ver que cuentas.  A ver si esto se pone un poquito de tu parte.
-Soy una mentirosa del copón chaval.


Hache y Gin

-Venga vámonos que llego tarde a una cena.
-Mira, supongo que esto te funcionara con cualquier fulanilla de barrio, pero yo no te voy a llevar ni en sueños.
-¿No? Pues me llevo yo solito.


Gin a Hache

-Mira, ¿Ves este anillo? Pues si no me abres, primero va a atravesar la ventanilla y después tu cara, mamarracho.

Hache y Gin

-Odio los tíos como tu.
-¿Irresistibles?


Hache y Gin

-¿Cuando nos volvemos  a ver? Quiero otra cita.
-La definitiva.
-La definitiva.
-En la que todos huyen.
-¿Cual?
-La cena romántica. En mi casa, a las nueve. No llegues tarde.


Hache y Gin

-¿Y tu cómo te llamas?
-Ginevra
-¿Te llamas Ginevra?
-Mi madre es inglesa desgraciado.
-Y alcoholica...
...
-De todas formas mis amigos me llaman Gin.
-¿Tonic?
-Venga... ¿Tu sabes lo que es el Taewkondo? Es un arte marcial moderno que consiste básicamente en que mi talón está dentro de tu boca en menos de medio segundo.
-No me gusta que me vacilen.
-Ya... Pero es que es lo que tiene super Hache. De repente aparece alguien que te da mil vueltas y te das cuenta de que llevas siendo un pringadillo toda tu vida.


Gin se cae encima de las piernas de Hache en el coche

-Ui, pues no pensaba que eras de las que hacia esto la en la primera cita, ¿eh?


Hache y Gin

-Fueron valientes tus padres
-¿Por qué?
-Al elegirte el nombre, no saben los chistes a los que se prestan...
-Pues no lo sé, mis padres murieron.
...
-¿A que se te a cortado el chorro? No falla.
-Puta Gintonic...


En casa de Gin

-Corre, tienes que esconderte, corre.
-¿Que pasa?
-Creo que es mi madre, como te encuentre aquí me mata.
-Bueno, pues dile que soy un amigo niña.
-Que no, que no, que no, que es super religiosa, muy tradicional. ¡Mira, metete ahí! ¡Venga va tío métete ahí!
-¿Pero cómo me voy a meter en el armario?
-Venga, al armario. Venga, corre. ¡Y no hagas ruido!
...
-Estas perdiendo facultades macho...
...
-Tss, tss. ¿Qué haces?
-Poner una lavadora de vaqueros.
-¿Y tu madre?
-¿Tengo yo pinta de vivir con mi madre?
-Ohhh, serás...




Hache a Pollo

-He conocido a una chica, Gin.
-¿Que clase de nombre es ese?
-Pues el nombre de una loca. Una que hace lo que le da la gana y no le da explicaciones a nadie.
Gin. Sólo ella puede tener ese nombre y que no te entren ganas de reirte. Me gustaría que la conocieras.
-A mí también me gustaría. Si estás aquí lloriqueando hablandome de ella debe de ser especial .


Pollo: 

Es el síndrome del campamento de verano. Te vas de campamento, y  te lo pasas de puta madre, el mejor verano de tu vida, piensas. Vuelves a casa y te tiras todo el año pensando en el próximo campamento, en volver a repetir todo,  mejor. Y entonces llega, y todo a cambiado, los monitores, la chica, tus colegas están raros, todo es extraño, ya.
Y entonces caes, tus mejores años fueron eso, los mejores. Y nunca se van a repetir.



Hache y Gin

-¿Quién esa Babi?
-Alguien de mi pasado
-¿Y es importante para tí?
-No lo se



En la moto


-¡Tengo ganas de ti!
-¿Que?
-¡¡¡¡¡¿Quee tengooo ganass dee tii??!!!!!!!


En el puente 

-Dicen que si una pareja cierra un candado, lo deja atado al puente y luego tira la llave al agua,  no habrá manera de que se vuelvan a separar. Cuidado mítico que esto es para siempre. No hay vuelta atrás. No hagas nada de lo que te puedas arrepentir.





En la terraza de Gin

-Las últimas palabras que me dijo fueron: "Nuestras chicas son incréibles y tenemos que estar a la altura"
Si lo piensas son las palabras perfectas antes de olvidarte para siempre, si, la clavo.
La putada es que yo me quede con mil cosas que decirle, con mil no, con diez mil.
-Para eso va de puta madre el fuego
-¿Cómo?
-Si, cuando... cuando alguien desaparece de tu vida, puede que no vayas a volver a ver a esa persona nunca más o, si podrás decirle todas las cosas que te quedan, que te gustaría decirle... Coges... coges papel y lápiz y escribes una carta, que, puede ser eterno, o puede ser una palabra, se la escribes a esa persona que se fue, pero no la mandas, en vez de eso, la doblas y la acercas a una llama y la quemas. Se la lleva el viento y así el dolor no se te queda tan dentro .



Hache y Babi
-Por un momento en la playa pensé que todo sería igual.
- Esta vez llovía...



Pollo a Hache antes de tirarse al mar:

-Te he perdonado




Reconciliación con Gin. 

-Puedes ayudarme a arreglar este desastre si quieres. A lo mejor si nos esforzamos puede volver a qedar bien. Depende de nosotros, de los dos. Eso sí, no va a ser fácil. Parece que tiene tarea, eso si, no va a ser fácil. 
¡Oye! ¡Sóla no puedo!





Música de la película: 

-Cuando Gin y Hache lo hacen por primera vez
              * Con las ganas- zahara
                               http://www.youtube.com/watch?v=yTwzhCKMA7k
-En la carrera:
              *In this shirt -the irrepressibles
                               http://www.youtube.com/watch?v=FNZq0uMvNXo

4 comentarios: